Cambio climático

Texto por: Maud Bachtold

En la actualidad, dentro de las noticias y dentro de todos los temas que tocan la sustentabilidad, escuchamos hablar sobre el cambio climático. Existe una investigación hecha por científicos que muestra las estadísticas de largos periodos de tiempo para entender los factores que han afectado a la Tierra, que generan el efecto invernadero y alteran la temperatura a nivel global. Cuando observamos desde el espacio una imagen de nuestro planeta vemos lo maravilloso y espectacular que es, y llegamos a la conclusión que es el único que tenemos y que estamos en una situación crítica para mantenernos en las condiciones necesarias para que el ser humano pueda seguir existiendo bajo las condiciones que nos permitan un óptimo desarrollo de la humanidad. La atmosfera terrestre es una capa muy delgada que podría compararse con la capa de látex que se expande al inflar un globo. En sus mejores condiciones permite que la radiación que llega a la tierra del sol, entre, se filtre, y al rebotar, salga al espacio.

El uso del carbón y de los hidrocarburos incrementaron de forma irracional desde la Revolución Industrial. Nuestra atmósfera se fue intoxicando con el pasar del tiempo hasta llegar al punto en que hoy, estos gases que se acumulan en la atmósfera, no permiten que la radiación salga, lo que trae como consecuencia que la temperatura de la atmósfera aumente. Si graficáramos matemáticamente el uso de los hidrocarburos a través del tiempo con el incremento de la temperatura en ese mismo periodo de tiempo se ve perfectamente cómo están relacionados el uno con el otro. La energía emitida por el ser humano atrapada en nuestra atmósfera equivale cada día, los 365 días del año, a la energía liberada por 400,000 bombas atómicas como la de Hiroshima.

¡El año 2017 tiene el record del año más caliente en la historia!

Para todos los seres vivos de este planeta, lo anterior trae como consecuencia que el calor de las temperaturas incremente por arriba de los límites antes vistos, incluso, ya rebasan los registros, por lo que se originan incendios que ocasionan que las especies deban migrar a los lugares más fríos para poder subsistir. El 90% del calor generado lo absorben los océanos; esto produce varios efectos como el incremento de un grado a cuatro grados en la temperatura que hace que las corrientes establecidas en los océanos se vean modificadas, por lo que al transformarse, cambian los patrones de vida de los animales, como por ejemplo, el de los bancos de coral, en dónde grandes especies se desarrollan, se alimentan y viven. Estos se van muriendo al irse blanqueando.

Los incrementos de la temperatura en los océanos generan una mayor cantidad de vapor de agua, como en una olla de presión, en la que se acumula la mayor energía, cuando se generan huracanes y tifones que toman mayor fuerza de la diferencia en la temperatura del océano, trayendo mayores ráfagas de viento y agua, lo que generan niveles de destrucción mayor. Los huracanes están subiendo más al norte y están llegando a lugares como Nueva York, lo cual provoca consecuencias económicas devastadoras por cada evento. Los huracanes Harvey, María, Irma y José que tocaron el Caribe el año pasado, dejaron prácticamente destruidas algunas islas, como el caso de Puerto Rico, que dejaron a la población sin vivienda, alimento, agua potable y energía eléctrica.

Las tormentas de lluvia ya no son lluvias normales, son precipitaciones que en muy poco tiempo traen consigo cantidades de agua históricas e inundaciones. En zonas de tornados, se ha presentado una mayor destrucción al llevarse consigo poblaciones enteras. Las tormentas de nieve son brutales, ya que paralizan ciudades enteras; cuando vienen los deshielos, los caudales de los ríos se ven rebasados en su capacidad y arrasan lo que llevan a su paso.

Muchos no podemos dimensionar lo que hace la diferencia de un grado en el agua, pero al estar a 0o centígrados, el agua se presenta en estado sólido y a 1o centígrado, el agua está en estado líquido. Esta diferencia no ve a simple vista las consecuencias que nos trae; las capas polares se están deshelando ya que van reduciendo su tamaño, y a su vez, van liberando gas metano que no ayuda a nuestra atmósfera y pone en riesgo a muchas especies que viven en esas áreas de nuestro planeta. Inclusive, los deshielos de los glaciares o la desaparición de los mismos están generando que los ríos que se formaban de ellos, vayan desapareciendo al dejar en condiciones infrahumanas a poblaciones en diferentes partes del mundo.

Las sequias que estamos viendo se están presentando en mayores territorios como en los desiertos donde están tomando mayor extensión y van avanzando continuamente por lo que las áreas para cultivo de alimento para la humanidad se están viendo mermadas. Este tópico se ha vuelto uno de los principales temas en las agendas de los países y sobre todo, en los países con mayores problemas económicos, ya que están en desventaja ante sus condiciones precarias.

Otra consecuencia que vemos ante el cambio del clima es que en algunas zonas existen migraciones de enfermedades transmitidas que se convierten en pandemias, como el caso del dengue. Otra consecuencia más, por ejemplo, es que también tenemos mayor polen. En el año 2000 había 8,456 granos de polen por metro cúbico y se espera que para el 2040 se tenga 21,736 granos de polen por metro cúbico.

¿Cómo podemos hacer conciencia en nuestros hijos transmitiendo el conocimiento y transformándolo en hábitos y conciencia? Aquí les dejo algunas ideas que nos puedan ayudar a logralo:

– Separación de basura. Es necesario separar los residuos que se generan en el hogar para que el reciclaje sea una forma de vida. Separar papel y cartón, plástico, tetra pack y orgánicos. Los residuos orgánicos nos pueden ayudar a hacer composta para que alimentemos a nuestras plantas o los huertos que tengamos. En el próximo artículo, les enseñaré cómo hacer composta.

– Reducir el consumo de agua potable. Cerrar la llave mientras nos lavamos los dientes, utilizar la taza del baño con bajo consumo de agua; utilizar el agua que desperdiciamos al entrar a la regadera para limpiar áreas en nuestra casa o para regar las plantas.

– Dependiendo de las áreas en dónde vivamos, empezar el cultivo de alimentos en el hogar y así reducimos distancias para el consumo; reducir la ingestión de insecticidas y lograr la valoración del tiempo y el esfuerzo que se necesitan para tener una alimentación sana en nuestros platos.

¡Estoy segura que es en casa que descubrirás la pasión por aprender sobre nuestra Tierra! Seguiré escribiendo sobre los muchos temas que puedan apasionarte sobre el cambio climático y puedas compartirlos, transmitirlos, enseñar y contagiar a todos tus seres queridos, para que entre todos, demostremos nuestro amor y respeto a nuestra querida Tierra.

Related Articles

Las fases de Carlos

Cuento exclusivo de Rafael Cota Los días de Carlos eran diferentes a los de los demás niños; pero sólo durante las mañanas. Mientras sus amigos…

La importancia de las rutinas para los niños pequeños

Texto por: Mónica Bleiberg La rutina diaria es para los niños lo que las paredes son para una casa, les da fronteras y dimensión a…

Editorial – Desescolarizados 2 – Cristina

Texto por: Ma. Cristina Ozorno ¡La pasión por aprender es la materia prima para continuar con la construcción de nuestro conocimiento! ¡Agradecemos mucho a nuestros suscriptores…

Cómo motivar para el aprendizaje significativo

Texto por: Moisés Salinas Desde su nacimiento, el ser humano es una pequeña máquina de aprender. Absorbemos con gran apetito todos los estímulos que nos…

¿Puede el aprendizaje ser una pasión?

Texto por: Érika Valenzuela Un día me desperté con una preocupación y una misión nueva en mi vida: todos tenemos derecho a aprender, en cualquier…

A %d blogueros les gusta esto: