¿Puede el aprendizaje ser una pasión?

Texto por: Érika Valenzuela

Un día me desperté con una preocupación y una misión nueva en mi vida: todos tenemos derecho a aprender, en cualquier lugar, en cualquier momento… Todo esto surgió porque estuve leyendo acerca de algo que se llama la educación formal y la educación informal. El texto se refería en la primera parte a una educación en una institución con un plan de estudios estandarizado y en la segunda, a todo lo que genera el aprendizaje fuera de la primera situación. Me llama la atención que muy probablemente aprendamos más en la segunda opción que en la primera. Pienso en un ejemplo muy sencillo, ¿cuántas horas pasas aprendiendo en la primera opción y qué aprendes? La respuesta es aproximadamente entre cuatro y seis horas; aprendes lo que te dicen que debes aprender. Sin embargo, en la segunda opción, no tienes límite de tiempo y puedes aprender lo que sea más práctico para ti. Piensa en todo lo que harías desde que te levantas, lo que aprendes y pones en práctica con cada actividad… ¡Es muchísimo! Higiene, alimentación, matemáticas, lenguaje, etc.

¿Por qué te hablo de esto? Pues bien, creo que es increíble que todos los estudiantes aprenden mucho de manera informal, como ir a la tienda a comprar un dulce y aplicar las matemáticas, o bien, ir a los columpios y desarrollar la motricidad. ¿Qué pasa con los que no tienen esta oportunidad? Ahora, mí misión es ayudar a todos los niños y a todos los jóvenes a tener la oportunidad de aprender en cualquier lugar y en todo momento, y pensar en los que no podían salir y aprender. Pensé en los niños y en los jóvenes, quienes, por alguna enfermedad, están hospitalizados por periodos largos o de forma recurrente.

Te presento algunas actividades que pueden ayudarte a aprender en cualquier lugar y a cualquier hora.

ACTIVIDAD 1. Memoria y atención con ladrillos de LEGO Duplo

Este ejercicio es ideal que lo realices cada que vas a comenzar una sesión de estudio. Recuerda que aplicas

el juego como una metodología para desarrollar las habilidades de la memoria y la atención, y estás preparando a tu cuerpo químicamente para cualquier estudio o aprendizaje que tengas planeado para ese día. (Puedes revisar el artículo del volumen uno de Desescolarizados, la revista, donde se explica qué pasa químicamente en tu cuerpo con el juego).

Toma seis ladrillos de duplo de LEGO y pide a tu mamá, papá, hermano o a cualquier persona que construya algo con esas cuatro piezas para comenzar.

Deberá mostrártelo por 10 segundos y después los esconderá. En estos 10 segundos deberás de tratar de memorizar cómo están ensamblados esos ladrillos. Una vez que hayan transcurrido los 10 segundos, la persona deberá esconder el ensamble y tú deberás recordarlo y construirlo con tus ladrillos.

Podrás repetir las veces que quieras. Deberás incrementar la dificultad al agregar más ladrillos o ensamblar el modelo de forma más complicada.

Esta actividad te puede ayudar en cualquier momento. Si terminaste de estudiar matemáticas o bien necesitas un respiro para continuar aprendiendo, esta dinámica es divertida ya que trabajas la memoria y la atención. ¡Entre más las realices, más desarrollas estas habilidades!

ACTIVIDAD 2. Misión a Marte con robótica WeDo 2.0

Esta segunda actividad me ayuda a trabajar diferentes temáticas como la robótica. Quisiera que supieras que la robótica puede ser utilizada para aprender muchos tecnicismos de mecánica y programación, o bien, utilizarla como una herramienta para aprender alguna otra temática.

Deberás averiguar la ubicación de Marte en el sistema solar y por qué es un planeta que actualmente se está investigando tanto. Después toma tu set de WeDo 2.0 LEGO Education y abre el software para programar. Ahí encontrarás las instrucciones para construir a MILO.

MILO es un robot que fue diseñado para llegar a lugares dónde el ser humano no puede llegar, o bien, dónde es un riesgo para el ser humano estar al igual que el Pathfinder.

La misión que tienes es programar a MILO para que pueda recoger una muestra (construida por ti) y regresar a su base inicial. El robot realizará tres acciones: la primera, avanzará hasta llegar a la muestra; la segunda, se detendrá por un tiempo en lo que subes la muestra a MILO y la tercera, regresará a su base de inicio.

Puedes repetir esta misión utilizando el sensor de presencia.

Con estas dos actividades, los niños y los jóvenes hospitalizados están desarrollando las habilidades de la memoria, la atención, el seguimiento de instrucciones, la lateralidad, la motricidad fina y la lógica de programación. En temas trabajamos ciencias naturales, robots autómatas y matemáticas.

El objetivo de este artículo es compartirte la pasión que tienen estos niños y jóvenes por aprender. El no tener la libertad de ir a la tienda, o de salir a jugar, los hace valorar el autoaprendizaje y las herramientas que puedan tener para ello. Si tú eres un tutor o padre que enseña a sus hijos, ojalá este artículo y las herramientas que te sugiero generen en ti la pasión por la enseñanza a tu hijo o a otros estudiantes en cualquier lugar. Si tú eres un estudiante, ojalá este artículo genere en ti la pasión por aprender y valorar todas las herramientas que tienes a tu alcance para lograrlo.